¡Qué difícil me está resultando seguir con el trajín informático en esto días de verano!

Y es que me mudo a un mini-piso a pie de playa en Cádiz y el trasiego familiar es arrollador: me siento totalmente abducida.

Sin embargo necesito re-conectarme para asumir la dinamización de una de las áreas del archiconocido congreso virtual de Internet en el aula Precisamente la zona dedicada a la informática en la secundaria, además de otros proyectos que andan muy necesitados de atención.

Confieso que estoy más despistada con el tema que un pinguino en la playa de Cádiz: ¡qué paradoja! ¡dinamizar una zona dedicada a una asignatura que ya no existe en la ESO y que, me temo, terminará desapareciendo en bachillerato!

Mi paralización se debe a que mi “nombramiento” como dinamizadora de la zona coincidió en el tiempo con una visita al despacho del jefe. En esta visita se me informó de que la asignatura optativa que imparto en el bachillerato, Tecnologías de la información, se ofertará junto a una nueva optativa de conversación de inglés. Hasta ahí, todo correcto: impartir optativas es lo que tiene, se pasa a un estado se eterna competición por lo alumnos ;). Sin embargo en esta ocasión hay una “ligera diferencia”: en la PAU que nos viene encima se incluirá una prueba de inglés hablado obligatoria para todos los alumnos ¡!

Vale.

o no vale… (como diría mi hijo, yo con trampas no juego ¡ea!)

No hay que ser muy espabilao para ver cual va a ser la “optativa” elegida por la mayoría: blanco y en botella.

Ya me lo veía venir en esta entrada, y este año hay experiencias parecidas, como la de Jose Mª Ruíz Palomo.

Si es, ya lo dicen por ahí: “el que avisa, no es traidor” (sic)

Y es que ¡Cómo mola mandar!, así que me uno a la dedicatoria que realiza el compañero José Mª, usando la viñeta del amigo Potâchov

Ahora bien, ¿y qué hago yo con mi rinconcito del congreso?

Tengo algunas indicaciones gracias a algunos de los compañeros de otras zonas:

  • Encargarse, como especialistas en sus respectivas áreas, de la aceptación y validación de experiencias que se generen en ellas.
  • Detectar experiencias dentro del área correspondiente que puedan ser susceptibles de estar presentes en el Congreso Virtual y animar a sus autores a que las presenten.
  • Mantener el blog del espacio, informando de las nuevas experiencias que se vayan publicando, bien de manera individual o agrupándolas.
  • Incluir enlaces relacionados de interés, referentes a las experiencias (vídeos de interés, blogs, etc).
  • Dinamizar y moderar el foro de debate.

¿alguien da más? 😉

Me pongo las pilas ¡a ver que sale!

PD. Mientras tanto voy haciendo las maletas hacia otros lares: ¿dónde encaja una informática con vocación docente? Se admiten sugerencias… si para algo sirve el verano es para reflexionar.