Pués eso, que me quedé sin espacio en el disco duro del servidor y anoche cuando quise escribir en este mi blog, empezó a saltar por los aires todo. Un estupendo error de MySql número 28 que al final se traducía en “¡Qué ya no cabe nada más!. Así que intente arreglarlo desde casa. Pero los males nunca vienen sólos. No podía. El tema es que modifiqué los parámetros del router con unas cuantas ACLs para que no me colgaran “mulas” en la red del cole y ya de paso me animé y cerré todo lo que se me ocurrió. El caso es que también me cerré el paso a mí misma ¡Estupendo! al señor Murphy deberíamos hacerle varios monumentos. El caso es que he tenido que esperar a esta mañana y entre clase y clase hacer algo de limpieza para volver a un estado más o menos estable.

Estas son las alegrías de gestionar uno su propio servidor, si, ya se que alguno me dirá que porqué no contrato un servicio de hosting, que están muy baratitos y lo comodo que es llamar a Pepe y que te miré porqué no va , y que si soy una agarrá, bla, bla, bla.

Qué sí, que es verdad, pero … es que tengo que confesar que, a pesar de mis lloros y lamentaciones por las esquinas, me gusta pegarme con él (con el servidor,claro, no penséis otra cosa…)

Bueno, me voy a tomar un cafelito que me lo he ganao, después de las clases de la mañana intentaré colgar el POST que escribí anoche… si sigue todo funcionando, claro.

NOTA: Pués como era de imaginar, efectivamente algo anda mal todavía: parece que el sistema de sindicación se ha quedado “atontao” … a ver si doy con la tecla.